Reflexiones para después de unas elecciones

Decía Bismarck, aquel brillante estadista prusiano, “ Hagamos nosotros (la clase política) la revolución , para ser sus artífices y no sus víctimas” ¡cuanto hemos avanzado! Corría el siglo XIX y los mas modernos pensamientos socialistas y liberales estaban en su máximo apogeo. Ya no era licito imponer la autoridad sobre el pueblo, porque existía (al menos en teoría) la soberanía nacional. Ningún reyezuelo era dueño del estado. Sin embargo el pueblo jamas podía tener el poder, ya que no eran capaces de dirigirse a si mismos. Esa suerte de “despotismo ilustrado”, concepto anterior pero del que se puede reutilizar ese lema magnifico que es “todo el poder para el pueblo, pero sin el pueblo”, es bien conocido en España. Y en que esta patria nuestra se afianzo el maravilloso edificio que era el caciquismo y el turnismo político.

La restauración, fue el marco en el que se integro este nuevo y peculiar sistema. En él, básicamente se elegía a los ganadores de las elecciones antes de que estas ocurrieran . El encasillado era un sistema por el cual se elegían a los diputados provinciales de antemano. Pero no con un burdo pucherazo. Eso nunca fue adecuado. El resultado debía ser cierto. Los caciques insinuaban su voto. Siempre son mas famosos los casos graciosos, aquellos que ponían de relevancia el descaro de este sistema, pero en la mayoría de los lugares funcionaba como un reloj suizo . En todo caso, el partido conservador y el liberal se fueron turnando, en función del desgaste político del partido en el gobierno. Fue una obra del gran visionario político Canovas del Castillo, reaccionario pero pragmático, que cayo víctima de aquella ola de magnicidios de finales del XIX y principios del XX . Durante la restauración el sistema mostró su mas fantástico mecanismo. Y es que mucho se temió por la caída del sistema en 1890 con la entrada del sufragio universal (masculino eso si). Sin embargo el sistema siguió funcionando debido a los caciques (recordemos que España era un país rural y atrasado) que ejercían su influencia sobre los electores y hacían imponer su criterio sobre su zona de influencia. En las ciudades cambio el contexto (no tanto como debería) y los partidos minoritarios y los republicanos rascaban algunos votos. El sistema funciono muy bien durante 30 años y aguanto en decadencia otros 20 . Lo importante de este sistema es que funciono como nexo entre el antiguo régimen (la autoridad estatal incuestionable) y una democracia representativa. O lo que es lo mismo, la argucia de la clase política para no entregar el poder al pueblo.

Se me vienen algunas ideas a la cabeza en estos momentos. Saben bien los grandes manipuladores y timadores, que la mejor forma de engañar a alguien para conseguir que haga lo que tu quieres, es hacerle pensar que la idea ha sido suya. Si quieres que alguien mire detrás suyo, lo mejor es alertarle que no mire hacia atrás de ninguna manera. El mirara hacia atrás con curiosidad y con la absoluta certeza de que es una decisión suya, con toda la responsabilidad que conlleva. Jamas te podrá culpar a ti, pues el miro por su propia voluntad. Todo tenemos algún conocido que puede manipularnos de esa forma, alguien que puede hacerte hacer lo que no quieres.

¿Como establecer un estado con “supuesta” soberanía nacional en el que el ciudadano no tenga ni voz ni voto pero que siempre crea tenerlo? Desde luego el poder no puede estar en manos del pueblo, ¡el no sabría que hacer con el! Ni siquiera los comunistas con sus revoluciones hicieron tal cosa. El poder cambia de manos, pero nunca la población participa en él. Y jamás creáis a quien os prometa algo similar. Los políticos hablan de hacer hablar al pueblo ¿pero de verdad sois tan ingenuos de creer que esto les interesa? Expanden un régimen que se perpetua a si mismo. Y cuando el sistema colapse, desde dentro se proponen los cambios para no cambiar nada. E incluso si una nueva generación de políticos se hacen con el control, correrán a imitar a la anterior generación, con sus mismos vicios y fechorías, quizás aumentados. ¿Acaso crees que el pobre, cuando de la noche a la mañana se haga rico, nos despreciara a los pobres, aquellos que por largo fueron sus compañeros?

Votar es la válvula de escape de un pueblo que se ve ninguneado, las migajas de un sistema que no da otro tipo de acceso a sus ciudadanos a dar la palabra. Es un acto sinvergüenza de despreciable calibre, un truco ruin. Ellos necesitan esclavos y siervos ¿ pero no es acaso un acto de compasión, aquel que no pueda prescindir de esclavos, al menos permitirles creer que son hombres libres? ¡Alcalde todos somos contingentes, pero tu eres necesario!

La estafa es manifiesta, pero no significa que no este magníficamente orquestada. Hoy no se necesitan caciques que controlen a el pueblo. Los nuevos métodos son mas sutiles. Ellos tienen los medios de comunicación, la televisión y los medios oficialistas, controlan por ese cauce la opinión publica y la concepción de lo que es admisible y lo que no. Ellos marcan limites, como un día lo hizo la religión. Mira la prensa; Ninguna opción está representada mas allá del arco de pensamiento de izquierda y derecha. El viejo esquema maniqueo y simplistas esta presente. Barça o Madrid, Buenos o malos, izquierdas o derechas, con nosotros o contra nosotros.

Votar, es un acto de irresponsabilidad tal, que merece el mayor de mis desprecios, el despojarte de la responsabilidad social a manos de un tercero me parece abominable. Mas aun si colaboras votando a un bipartidismo endémico, ¡el nuevo turnismo! el ejemplo absurdo de una democracia que solo es teórica. Unos votan fútilmente al PP para que arregle una crisis que es incapaz de solucionar, otros votan al Psoe para que no gane el PP. Una decepción que engloba a 18 millones de personas que han colabora en esta absurdo regodeo demagógico, esta fiesta de la democracia que es en realidad la tragedia y funeral de la racionalidad humana.

¿Pero sabéis cual es lo peor de todo este circo? Que la gente no tiene memoria de los sucedido. Hoy se raspan votos al bipartidismo pero mañana o dentro de diez años, cuando escampe la crisis, volverán a votar al PP o al Psoe como si nada hubiera ocurrido. ¿A quien le importa la libertad o la justicia si hay dinero el bolsillo? ¿acaso había democracia realmente hace diez años?¿existio alguna vez? ¿no eran patentes los motivos que hoy nos indignan? ¿y por que a nadie le importaba? Por la misma razón que a nadie le importará dentro de diez años. Porque la indiferencia es bastante cómoda.

¿Queréis cambiar el mundo? ¿O solo es un discurso para justificarte ante ti mismo por no hacer nada? ¡Coger las riendas! !Tener un arranque prepotencia y golpear fuerte sobre la mesa! ¡Nos lo debemos a nosotros mismo por tanto aguantar! Pero sobretodo no os enredéis en su sistema, esta pensado como cepo que os atrapa e impide llegar a nada. No esperéis el cambio, construir vuestro propio camino. Porque hay gente con la que no se puede razonar y cosas que no se pueden tolerar. Pero nunca perdáis la razón ni la compresión. Nunca seáis como ellos.

Quedo escrito por voluntad de: Salah ad-Din

Anuncios

~ por termistocles en noviembre 21, 2011.

Una respuesta to “Reflexiones para después de unas elecciones”

  1. El juego electoral funciona como el mundo de “Farenheit 451”: no se empieza prohibiendo los libros, sino que la gente deja de leerlos. Aquí igual: No se prohíbe votar a otros partidos, no se prohíben otras alternativas políticas, pero quedan absolutamente ocultas por el dominio de los flujos de información controlados por el establishement. Ya no hacen falta caciques ¿para qué?. Total, el mundo es y seguirá siendo una mierda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: