RON CON COCA-COLA

¡VIVA EL CUBALIBRE!

Desde que, hace ya más de dos años, el bueno (es un decir) de Fidel decidió abandonar los difíciles asuntos del estado cubano para lucir un horroroso chándal “Adidas” y se quedó sólo con la secretaría general del partido (¿habrá un cargo que de más miedo que éste? “Secretario General del Partido” – qué yu-yu) se ha hablado mucho de nuestra querida isla caribeña. Sí, cierto, antes también se hablaba. ¿Han cambiado algo lo que se dice sobre el país socialista? ¡No! ¿Para qué cambiar y mostrar inteligencia y argumentos coherentes cuando podemos soltar gilipolleces sin sentido? Gran tradición ibérica la de hablar sin saber… total, ¡es gratis!

Lo que sí ha cambiado, al menos, han sido los sujetos que hablan sobre Cuba. ¿Historiadores y profesores de ciencia política? ¡Pero qué dices! Teniendo a Moragas y a Willy Toledo, ¿quién necesita estudiar la situación social Latinoamericana?

De Moragas no voy a hablar, bastante tiene con lo suyo. De Willy Toledo… pues, qué quieren que les diga: no es que no me de ni asco, es que ni siquiera me da pena. Ha conseguido con sus balbuceos todo lo contrario de lo que pretendía: aburrir. No es solo que mienta descaradamente (total, como todos) si no que además la calidad de sus comentarios sólo es superada por las sesudas discusiones que teníamos de críos para decidir si valía hacer la ruleta cuando jugábamos a las chapas. Me encanta eso de: “En la isla de Cuba, solo se tortura en un sitio: en Guantánamo”. Claro, y en la URSS, sólo se torturaba en la Lubyanka, porque total, era perder el tiempo andar torturando a la peña que malvivía en el infierno de los Gulags, Siberia ya se ocupaba de todo.

El terror de la burguesía ¡Oh Yeah!

Lo que más gracia me ha hecho siempre de todo el asunto de Cuba es la facilidad con que la gente se tira los trastos a la cabeza: que si sois unos rojos porque no soñáis con descuartizar a Fidel y comeros sus vísceras, que si sois unos fascistas hipócritas porque la culpa de todo la tienen los yanquis… Sí, sí, la culpa de que haya una dictadura comunista a menos de 100 km. de Miami es de EEUU, joder… ¿Qué no me crees? ¡Facha de mierda! Y después de la manifa donde he lucido mi nueva camiseta del che que me ha costado 200 euros y mis chapitas de la CCCP me voy al McDonald`s a comerme una hamburguesa…

¡Viva el Gulag, Katyn y la dominación de Europa del este!

Pero no sólo los pijoprogres (algún día habrá que dedicarles un espacio en este blog) se dedican a defender que dos y tres son seis. En el otro lado, la gente tampoco se modera. Porque Cuba no sólo es una dictadura (algo que sabemos todos, no hace falta repetirlo día sí y día también). Cuba también es la puerta del infierno, la representación del mal, del ateísmo, de la inmoralidad. Y Castro, Belcebú reencarnado. Y claro, lo peor no es eso, si no que extiende el mal por otros países: ahí están el malvado gorila rojo de Hugo Chávez y el puto indio los cojon… digo Evo Morales. Sí, sí, miradlos bien, extendiendo el Stalinismo por la pobre Latinoamérica, ¡con lo bien que se vivía cuando nosotros éramos los explotadores y los amos del cotarro!

... y Dios hizo el socialismo (del siglo XXI)

Si digo la verdad, la historia de Cuba me resulta aburrida. Tardó un huevo en independizarse, con lo que se perdió casi un siglo divertidísimo de pronunciamientos y golpes militares. Además, cuando lo hizo, pasó a estar dominada indiscutiblemente por los gringos, por lo que también perdió todas las oportunidades de que los servicios secretos de EEUU planearan maquiavélicos intentos de convertirla en Gloriosa y Eminentísima República Bananera (pues ya lo era). Y por último, cuándo estalla una revolución comandada por cuatro gatos (y cuando digo cuatro gatos, quiero decir 82 guerrilleros-sic) que ni siquiera sabían si eran comunistas o qué cojones eran, van y la mandan a tomar por culo y se convierten en satélites de la Unión Soviética. Bueno, ahí sí se puso la cosa interesante, cuando estuvo a punto de estallar la III Guerra Mundial y mandarnos a todos a criar malvas, pero eso ya es otra historia…

La verdad, lo de Cuba cada vez me da más lástima. Lástima de los niñatos que salen a la calle apoyando un régimen de barraca de feria, lástima de la derecha, que se corre del gusto utilizando a Cuba como arma arrojadiza

Este slogan sí que mola ¡Comunismo con los huevos puestos!

(¡rebota, rebota y en tu culo explota!), lástima y pena, por la gente de la isla, jodidos como están, han estado siempre y seguirán estando durante tanto tiempo. Lástima también por una oposición cubana en el exilio tan cejijunta como para no darse cuenta que una dictadura se reafirma cuando se la aísla (pregunten en el norte de la península coreana).

Lástima, en fin, de unos medios de comunicación bochornosos y una opinión pública adolescente que prefiere pegar voces y llorar mucho antes que analizar los problemas como adultos.

Esto es lo que sale cuando buscas "Fidel Castro" en Google ¡Lo juro!

Palabra de:   Temístocles

P.D. – ACTUALIZACIÓN: Que el castrismo está en las últimas, es algo que queda cada día más patente. Derrumbado el comunismo en 1989, con Fidel muriéndose y con cada vez menos apoyos en el interior, el régimen está condenado. Quedan, eso sí, los últimos coletazos del gigante: seguirán condenando a quienes se muestren “antirrevolucionarios”, morirán, lamentablemente, presos en huelgas de hambre, y durante algún tiempo los burócratas del partido (los verdaderos amos y señores de Cuba) albergarán la esperanza de mantener su poder. Pero será inútil. El congreso de las juventudes comunistas se me ha antojado como una farsa de aquella manifestación de la Plaza de Oriente en la que Franco dejó claro que “todo estaba atado y bien atado”.

Alguien dijo una vez que el mayor problema, sobre todo en las últimas décadas, para la desaparición de las dictaduras era que sus responsables tuvieran miedo a las consecuencias. Los intentos de condenar a Pinochet o a Milosevic o los enjuiciamientos de personajes como Karadzic, frenan muchas veces los intentos de apertura de las élites de los regímenes.  Si hay algo peor que una dictadura, es una dictadura agonizante.

Anuncios

~ por termistocles en abril 10, 2010.

2 comentarios to “RON CON COCA-COLA”

  1. Brillante termistocles, simple y llanamente brillante

  2. Ya sabía yo que le iba a gustar este post, Salah ad-din, ahora a ver si algún iluminado procastrista nos contesta y le metemos caña…

    JUAS JUAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: